Pedido de publicación de los jubilados y pensionados del Banco Provincia sucursal Navarro.

Pedido de publicación de los jubilados y pensionados del Banco Provincia sucursal Navarro.

Nota dirigida al Presidente del Concejo Deliberante en la que se explica el porqué de las recientes medidas de fuerza

Sr. Presidente del

Honorable Concejo Deliberante

de la ciudad de Navarro

Don Alfredo Castellari

S_________/_______D

De nuestra consideración:

Los abajo firmantes nos permitimos hacerle llegar nuestra profunda preocupación como jubilados del Banco de la Provincia de Buenos Aires, Institución centenaria que a lo largo de la historia de nuestro país y particularmente de nuestra provincia ha trabajado codo a codo conjuntamente con las intendencias locales, productores agropecuarios, industriales, comerciantes y todo el pueblo de nuestra comunidad, actuando no solamente como la tesorería de la provincia sino también como un banco de fomento y encargado de atender las emergencias y la asistencia a todos los sectores desatendidos por la banca privada.

El tema que nos ocupa y que genera una gran desazón tanto entre los jubilados como así también en los empleados en actividad es la puesta en vigencia de la Ley 15008, legislada el 19 de diciembre de 2017 y promulgada el 16 de enero del corriente año, la misma fue generada de manera inconsulta y votada en la legislatura sin realizar debate alguno, por lo cual no se pudo durante su tratamiento y legislación en ambas Cámaras, modificar ningún punto en particular, por parte de aquellos legisladores que no estaban de acuerdo con la misma.

En dicha ley no solo se alteran las fechas en las cuales se deberá tener que jubilar el personal en actividad, llevando de 60 años en la actualidad a 65 (tanto hombres como mujeres, siendo que en el caso de estas últimas se estaría superando en 5 años lo que a nivel nacional se legisló para los jubilados del Anses), asimismo y tal como ocurriera en oportunidad de haberse puesto en vigencia la Ley 13364 actualmente derogada, no se realizó un prorrateo progresivo con el personal que actualmente se encuentra en condiciones de acceder al beneficio de su merecida jubilación, por lo que acarreará que personal que ya estaría en edad de jubilarse se vea obligado a seguir en actividad sin que se tenga en cuenta los años de aporte de mas que ha efectuado hasta la fecha.

También se modifica el porcentaje y valor a tener en cuenta para el calculo del haber jubilatorio pasando del actual 82% al 70% y del cálculo de un promedio de los últimos 5 años al de los últimos 10 de las categorías vigentes en dicho período por el empleado.

Pero lo que mas preocupa a toda la gran familia del BP es que se determinó que el eventual déficit que pudiera tener la Caja de Jubilaciones, el cual por la anterior Ley estaba a cargo de la Provincia, de acá en adelante, deberá tener que ser atendido por el propio banco, no escapará a su elevado criterio que dicha imposición, mas allá de ser anticonstitucional por estar prohibido expresamente en el artículo 50 de la Constitución Provincial, donde versa textualmente que “la Legislatura no podrá disponer de suma alguna del capital del Banco de la Provincia” y mas allá que el problema no termine solo en esta cuestión legal, está el hecho de que se estaría condenando al Banco a tener que hacerse cargo de los desfasares entre lo que actualmente se recauda y lo que queda fuera de dicho monto, siendo esto comparable a que una empresa se tuviera que hacer cargo de por vida de las jubilaciones de sus propios empleados, siendo que su única obligación por ley es la de realizar los aportes patronales, generando en el corto plazo un deterioro importante en nuestra Institución y la falta de inversiones que derivará por lo pronto, en un atraso progresivo en las posibles mejoras que supuestamente las utilidades bien utilizadas generan en cualquier empresa, como así también el uso de dichos montos para la generación de líneas de créditos que sin duda beneficiarán a todos los Bonaerenses y que entendemos tienen el objetivo de debilitar a nuestra Institución con relación a la competencia dejándola expuesta y vulnerable para poder ser liquidada sin mas tramite, situación esta que dejaría desamparada a la provincia cada vez que se generen situaciones de emergencia, actualmente atendidas por nuestro banco, bien sea en formato de créditos o de atención especial a los damnificados.

Es de destacar que desde la Gobernación y fundada en una visión engañosa, se ha tratado de colocar en el ideario popular a las jubilaciones del Bapro como jubilaciones de “privilegio”, siendo esto una mentira que justifica la acción emprendida y que solo tiene por objeto confundir a la opinión pública a la cual nuestro gremio ni ninguna entidad representativa del sector puede acceder a tener el derecho a replica en los medios masivos de comunicación, por lo cual no se puede hacer nada al respecto, pero para su mejor ilustración le informamos que quienes hoy estamos jubilados, hemos aportado durante nuestra vida laboral, la cual supero en muchos casos ampliamente los 35 años de aporte, un 20 % promedio de nuestros ingresos (21% en primera instancia, luego modificado al 19% en la última reforma de Ley vigente hasta este año), siendo esto prácticamente el doble que aporta el resto de los sistemas jubilatorios, mas allá de que en la actualidad sea del 14 %, asimismo se destina también como aporte adicional la totalidad del primer sueldo de todo empleado que ingresa a la institución y el primer mes de aumento durante toda su vida laboral, y como aporte suplementario los jubilados aportamos el 10,82 % de nuestros haberes jubilatorios durante toda la vigencia del beneficio, es decir de por vida, con lo cual el porcentaje de 82% se ve reducido en un 10,82%, lo mismo que el actual 70% por lo que no se entiende donde está el privilegio invocado por la Sra. Gobernadora al momento de referirse a nuestras jubilaciones.

Por todo lo expuesto le trasladamos nuestro absoluto repudio a la situación planteada y que mas allá de llenar de zozobra y de condenar a muerte a una de las pocas Instituciones centenarias al servicio de la comunidad provincial, colocándonos tanto a jubilados como activos en situación de lucha por nuestros derechos, por lo cual solicitamos de vuestra intervención para que se dé tratamiento en el Honorable Concejo Deliberante Local trasladando nuestra preocupación al eventual perjuicio y al despojo realizado a tantos jubilados que durante toda su vida laboral han aportado tal cual lo indica la ley y que se han dedicado a trabajar para hacer grande a esta querida provincia y poder realizarse como personas de bien en nuestra comunidad a lo largo de toda la extensión de la misma

Desde ya muchas gracias por vuestra atención, sin mas lo saludamos con nuestro mas distinguido respeto.

Jubilados del Banco de la Provincia de Buenos Aires

Pedido de publicación de los jubilados y pensionados del Banco Provincia sucursal Navarro.

08/02/2018


" Author:
undefined
NavarroHoy

Pedido de publicación de los jubilados y pensionados del Banco Provincia sucursal Navarro.

Nota dirigida al Presidente del Concejo Deliberante en la que se explica el porqué de las recientes medidas de fuerza

Sr. Presidente del

Honorable Concejo Deliberante

de la ciudad de Navarro

Don Alfredo Castellari

S_________/_______D

De nuestra consideración:

Los abajo firmantes nos permitimos hacerle llegar nuestra profunda preocupación como jubilados del Banco de la Provincia de Buenos Aires, Institución centenaria que a lo largo de la historia de nuestro país y particularmente de nuestra provincia ha trabajado codo a codo conjuntamente con las intendencias locales, productores agropecuarios, industriales, comerciantes y todo el pueblo de nuestra comunidad, actuando no solamente como la tesorería de la provincia sino también como un banco de fomento y encargado de atender las emergencias y la asistencia a todos los sectores desatendidos por la banca privada.

El tema que nos ocupa y que genera una gran desazón tanto entre los jubilados como así también en los empleados en actividad es la puesta en vigencia de la Ley 15008, legislada el 19 de diciembre de 2017 y promulgada el 16 de enero del corriente año, la misma fue generada de manera inconsulta y votada en la legislatura sin realizar debate alguno, por lo cual no se pudo durante su tratamiento y legislación en ambas Cámaras, modificar ningún punto en particular, por parte de aquellos legisladores que no estaban de acuerdo con la misma.

En dicha ley no solo se alteran las fechas en las cuales se deberá tener que jubilar el personal en actividad, llevando de 60 años en la actualidad a 65 (tanto hombres como mujeres, siendo que en el caso de estas últimas se estaría superando en 5 años lo que a nivel nacional se legisló para los jubilados del Anses), asimismo y tal como ocurriera en oportunidad de haberse puesto en vigencia la Ley 13364 actualmente derogada, no se realizó un prorrateo progresivo con el personal que actualmente se encuentra en condiciones de acceder al beneficio de su merecida jubilación, por lo que acarreará que personal que ya estaría en edad de jubilarse se vea obligado a seguir en actividad sin que se tenga en cuenta los años de aporte de mas que ha efectuado hasta la fecha.

También se modifica el porcentaje y valor a tener en cuenta para el calculo del haber jubilatorio pasando del actual 82% al 70% y del cálculo de un promedio de los últimos 5 años al de los últimos 10 de las categorías vigentes en dicho período por el empleado.

Pero lo que mas preocupa a toda la gran familia del BP es que se determinó que el eventual déficit que pudiera tener la Caja de Jubilaciones, el cual por la anterior Ley estaba a cargo de la Provincia, de acá en adelante, deberá tener que ser atendido por el propio banco, no escapará a su elevado criterio que dicha imposición, mas allá de ser anticonstitucional por estar prohibido expresamente en el artículo 50 de la Constitución Provincial, donde versa textualmente que “la Legislatura no podrá disponer de suma alguna del capital del Banco de la Provincia” y mas allá que el problema no termine solo en esta cuestión legal, está el hecho de que se estaría condenando al Banco a tener que hacerse cargo de los desfasares entre lo que actualmente se recauda y lo que queda fuera de dicho monto, siendo esto comparable a que una empresa se tuviera que hacer cargo de por vida de las jubilaciones de sus propios empleados, siendo que su única obligación por ley es la de realizar los aportes patronales, generando en el corto plazo un deterioro importante en nuestra Institución y la falta de inversiones que derivará por lo pronto, en un atraso progresivo en las posibles mejoras que supuestamente las utilidades bien utilizadas generan en cualquier empresa, como así también el uso de dichos montos para la generación de líneas de créditos que sin duda beneficiarán a todos los Bonaerenses y que entendemos tienen el objetivo de debilitar a nuestra Institución con relación a la competencia dejándola expuesta y vulnerable para poder ser liquidada sin mas tramite, situación esta que dejaría desamparada a la provincia cada vez que se generen situaciones de emergencia, actualmente atendidas por nuestro banco, bien sea en formato de créditos o de atención especial a los damnificados.

Es de destacar que desde la Gobernación y fundada en una visión engañosa, se ha tratado de colocar en el ideario popular a las jubilaciones del Bapro como jubilaciones de “privilegio”, siendo esto una mentira que justifica la acción emprendida y que solo tiene por objeto confundir a la opinión pública a la cual nuestro gremio ni ninguna entidad representativa del sector puede acceder a tener el derecho a replica en los medios masivos de comunicación, por lo cual no se puede hacer nada al respecto, pero para su mejor ilustración le informamos que quienes hoy estamos jubilados, hemos aportado durante nuestra vida laboral, la cual supero en muchos casos ampliamente los 35 años de aporte, un 20 % promedio de nuestros ingresos (21% en primera instancia, luego modificado al 19% en la última reforma de Ley vigente hasta este año), siendo esto prácticamente el doble que aporta el resto de los sistemas jubilatorios, mas allá de que en la actualidad sea del 14 %, asimismo se destina también como aporte adicional la totalidad del primer sueldo de todo empleado que ingresa a la institución y el primer mes de aumento durante toda su vida laboral, y como aporte suplementario los jubilados aportamos el 10,82 % de nuestros haberes jubilatorios durante toda la vigencia del beneficio, es decir de por vida, con lo cual el porcentaje de 82% se ve reducido en un 10,82%, lo mismo que el actual 70% por lo que no se entiende donde está el privilegio invocado por la Sra. Gobernadora al momento de referirse a nuestras jubilaciones.

Por todo lo expuesto le trasladamos nuestro absoluto repudio a la situación planteada y que mas allá de llenar de zozobra y de condenar a muerte a una de las pocas Instituciones centenarias al servicio de la comunidad provincial, colocándonos tanto a jubilados como activos en situación de lucha por nuestros derechos, por lo cual solicitamos de vuestra intervención para que se dé tratamiento en el Honorable Concejo Deliberante Local trasladando nuestra preocupación al eventual perjuicio y al despojo realizado a tantos jubilados que durante toda su vida laboral han aportado tal cual lo indica la ley y que se han dedicado a trabajar para hacer grande a esta querida provincia y poder realizarse como personas de bien en nuestra comunidad a lo largo de toda la extensión de la misma

Desde ya muchas gracias por vuestra atención, sin mas lo saludamos con nuestro mas distinguido respeto.

Jubilados del Banco de la Provincia de Buenos Aires

NavarroHoy